Bálsamo: El alivio en tus manos

 
La palabra bálsamo proviene del griego βάλσαμον (bálsamon) que significa “Aceite del Señor”. El bálsamo es una secreción vegetal compuesta de resina, ácidos aromáticos, alcoholes, ésteres y otros compuestos.

La forma de conseguir la mayoría de los bálsamos es mediante la recolección de las secreciones de determinados árboles, o bien, mediante la incisión de la corteza de esos mismos árboles con la finalidad de forzar su producción.

3 características generales del bálsamo

  • Pueden ser casi transparentes o presentar alguna coloración dependiendo de la planta o árbol del cual se extraiga.
  • Pueden ser sólidos o líquidos muy viscosos.
  • Poseen un olor penetrante.

Dependiendo del árbol del que se extraiga o de la zona, se puede hacer una extensa clasificación del bálsamo. Se mezclan generalmente en proporciones con el alcohol, el éter, los aceites grasos y volátiles y son generalmente insolubles en el agua.

Se puede separar una pequeña parte del aceite volátil que contienen por medio de una simple destilación. Sin embargo si se requiere obtener en su totalidad es preciso destilarlos con agua, operación que se practica en gran escala con la trementina para extraer el aceite esencial.

Desde la antigüedad los bálsamos eran muy apreciados y se utilizaban con fines medicinales, sin embargo también eran usados como desodorizadores y purificadores; dado que en ocasiones las momias egipcias eran cubiertas con bálsamos, por lo que el proceso de momificación también recibió el nombre de embalsamado.

Actualmente se sabe que cuentan con ciertas propiedades cicatrizantes y astringentes, para sanar llagas y heridas en la piel. Y a su vez se pueden condicionar diversos preparados de suaves efectos lo cual facilita la aplicación de los bálsamos, además de adicionarles propiedades curativas.

En Droguería Cosmopolita contamos con 3 Bálsamos

Encuéntralos aquí

Balsamo

Bálsamo Tranquilo

Se compone de la maceración en alcohol de diversas plantas entre ellas, estramonio, yerba mora, belladona, tabaco, beleño negro, adormidera blanca, romero, salvia, ruda, ajenjo, hisopo, espliego, tomillo, mejorana, yerbabuena y flores de sauco. Debido a esto adquiere un color verde que dependerá su intensidad de la temporada en que hayan sido cortadas dichas plantas. Se emplea para dolores reumáticos y neuralgias.

Bálsamo negro o del Perú

También se le conoce como Aceite de China, Bálsamo de Honduras, Bálsamo de Surinam. Se utiliza para enmascarar olores, en perfumería y fabricación de chocolate. Su uso médico es tópico, como estimulante para heridas indoloras y úlceras.

Anteriormente en su uso veterinario era destinado a ser expectorante, en la actualidad solo se usa externamente, en heridas indoloras, y como acaricida en la sarna de perros. Combinado con glicerina se usa en los oídos (orejas) contra las garrapatas.
Bálsamo Copaiba de Maracaibo

También recibe el nombre de Bálsamo de Capivi, Bálsamo de los Jesuitas. Es un loíquido café amarillento, o amarillento claro, viscoso, transparente; de sabor nauseabundo, acré; amargo.

Se uliliza en barnices, para remover el aceite de barnices viejos desde pinturas de aceite; fabricación de papel fotográfico.

OTROS BÁLSAMOS

Bálsamo Fioraventi Preparado

También conocido como “Bálsamo Fioravanti”, debido a que era utilizado por un famoso médico y alquimista italiano, nacido en Bolonia (Leonardo Fioraventi, 1518-1588), el cual era un alcoholato de trementina compuesto de varios vegetales entre ellos mirra, bayas de laurel, galanca, cedoaria, jengibre, canela de Ceilán, clavo, nuez moscada, hoja de díctamo, trementina de Venecia y canela.

También se le llama “Alcoholato de Fioravanti”, se obtiene por destilación de las sustancias mencionadas secadas luego de que macerasen en alcohol. Hasta 1949 fue inscrito en la Farmacopea francesa como bálsamo tonificante. Se emplea como estimulante en los reumatismos y sobre todo cuando hay falta de tono.

Bálsamo de Opodeldoch Preparado

Fabricado con jabón blanco de Venecia, alcanfor, tomillo, espliego, amoniaco y romero. Se destilan las esencias con alcohol a baño maría hasta sequedad, posteriormente se le adiciona el jabón y una vez disuelto se filtra para obtener un líquido casi transparente. Es empleado en el tratamiento de torceduras, relajaciones y dolores reumáticos.

Con este bálsamo se pueden preparar el Aceite Verde o de Romero, el cual cuenta con aceite esencial de romero y da propiedades relajantes y calmantes y la Friega para Deportes, que contiene salicilato de metilo, lo que le hace tener un efecto rubefaciente y relajante para ayudar en el alivio de dolores musculares causados por ejercicio o trabajo.

Comentarios

Acerca de DrogueriaCosmopolita

Líder en distribución de especialidades químicas y naturales
Esta entrada fue publicada en Preparaciones Magistrales y Oficinales. Guarda el enlace permanente.