Semilla de Alcaravea

Carum carvi, comúnmente llamada alcaravea o comino de prado, es una hierba bienal de la familia Apiaceae nativa de Europa, Asia Occidental y África del Norte.

Es una planta similar, en apariencia, a la zanahoria con hojas verde brillante finamente divididas y de aspecto plumoso.

Alcaravea es una palabra de origen árabe, acreditada en España desde 1400. Tiene las variantes de alcorovea, alcorovia, caros y alcarahueya y caravia.

Los frutos son de forma elipsoide de 3 a 6 mm de largo, con 5 pálidos surcos longitudinales. Estos frutos o semillas enteros tienen un sabor picante, con un aroma parecido al anís, contienen entre un 10% de aceite esencial, principalmente carvona y limoneno.

Se suele emplear como condimento alimentario. Por ejemplo en el norte de Europa se emplea para aromatizar quesos como el Tilsit, Havarti y el Milbenkäse. En la cocina española del siglo XVII se menciona repetidas veces el uso de la Alcaravea con col cocida a la que se añadía patatas cocidas.
En la industria se emplea para aromatizar jabones, lociones y jarabes.

El aceite esencial produce un efecto aperitivo, eupéptico, carminativo, espasmolítico, colagogo, antiséptico, fungicida, mucolítico, expectorante y galactogoga. Indicado para falta de apetito, flatulencia y espasmos gastrointestinales.

Como digestivo se puede tomar en infusión, media cucharadita de semillas en una taza de agua hirviendo, después de las comidas.
COSMONOTA: También sirve de base para un licor casero muy digestivo llamado kümmel, macerando en frío las semillas en alcohol o aguardiente seco, y endulzado luego con almíbar. Además forma parte de diversas mezclas de especias, como el ras-el-hanout, una mezcla de comino, orégano, cilantro, cúrcuma, alcaravea, pimentón, nuez moscada y cayena, entre otras, y que se usa en la cocina magrebí para adobar carnes y para diversos guisos, como tajines y cuscús.

Comentarios

Acerca de DrogueriaCosmopolita

Líder en distribución de especialidades químicas y naturales
Esta entrada fue publicada en 100% NATURAL. Guarda el enlace permanente.