Lo que debes saber sobre el colágeno hidrolizado

El colágeno es una proteína presente en todo nuestro organismo, en cifras, representa el 80% del tejido conjuntivo (músculos, tendones, ligamentos), el 75% de nuestra piel y el 30% de todo nuestro cuerpo.

¿Por qué necesitamos consumir colágeno?

A medida que crecemos nuestro organismo es capaz de producir el colágeno que se pierde. Sin embargo esta capacidad va disminuyendo con el paso de los años, reduciéndose hasta en un 60% cuando se es adulto mayor.

¿Qué es el colágeno hidrolizado?

El colágeno es una proteína que no es fácil de asimilar al ingerirla. Es por esto que pasa por un proceso de hidrólisis para disociar sus moléculas y así permitir una fácil absorción.

Si bien es cierto que en el mercado hay una gran cantidad de productos con colágeno, éste es mejor absorbido por el cuerpo cuando se consume de forma hidrolizada.

La grenetina hidrolizada es una fuente de proteína pura para los músculos y las células.
Puede obtenerse a partir de la piel de la res o del cerdo. Está compuesta por grandes cantidades de los aminoácidos: glicina, prolina e pidroxiprolina, los cuales están presentes en nuestras articulaciones.

A diferencia de la grenetina tradicional no gelifica y es completamente soluble en agua resultando una solución amarillenta de sabor y aroma neutros. Puede disolverse en cualquier líquido, por ejemplo en té, jugo o agua simple.

La cantidad de consumo sugerida es de una cucharada sopera diaria por tres mes, luego suspender un mes para luego continuar con otros tres meses, sin embargo es recomendable que consulte la dosificación adecuada a su médico.